Y llegó un viento helado,
que nos congeló al instante la sangre...
y el amor,
viviendo un encuentro con el miedo,
la locura, la sin razón...
no hay vuelta atrás
ni pasos hacia adelante,
sólo una pausa eterna
que nos hace parecer muertos en vida,
fantasmas sin corazón
unas notas sin canción
en ese mundo de oscuridad.

Pasan los sueños...

y dejan un olor a vainilla...
Pasan despacio y nos da tiempo
a tocarlos, besarlos
y echarlos de menos.
Pasan y
quizá, con suerte,
vuelvan esos...u otros gemelos.
Pasan y nos quedamos
con cara de estatua de hielo,
con voz de espíritu y
con el alma capturada en
una botella que
se pierde en un mar oscuro,
sin saber cuál será su destino.

" Soy lluvia que moja el silencio y resbala hasta el atardecer de las palabras escritas en el azul de un sueño interminable..."

Seguidores