Pasan los sueños...

y dejan un olor a vainilla...
Pasan despacio y nos da tiempo
a tocarlos, besarlos
y echarlos de menos.
Pasan y
quizá, con suerte,
vuelvan esos...u otros gemelos.
Pasan y nos quedamos
con cara de estatua de hielo,
con voz de espíritu y
con el alma capturada en
una botella que
se pierde en un mar oscuro,
sin saber cuál será su destino.

" Soy lluvia que moja el silencio y resbala hasta el atardecer de las palabras escritas en el azul de un sueño interminable..."

Seguidores